Hermanos que partieron jóvenes

Espontáneo: en mi interior escucho una voz joven masculina que me dice repetidamente accidente de coche y a la vez percibo una energía de hermano, y digo a la mujer que me han presentado hace poco (tras sondear un poco sobre el tema):
– ¿Has perdido un hermano?
– Sí
– ¿En accidente de coche?
– Sí
– ¿Joven?
– Sí, cuando yo tenía 18 (ahora aprox 50), él tenía 23.
– Me muestra algo muy significativo en relación a su pierna derecha (veo imágenes), y como si tú le hicieras masaje o algo en esa pierna.
– Fue la pierna que se le rompió en el accidente. Cuando le picaba yo miraba de rascarle con un palito por dentro del yeso. Murió unos días después.
– Ha venido de muy lejos para saludarte. Está muy bien. Alegre y fresco.
– Sí, era así, muy alegre.

Anuncios